Saltar al contenido
Criptogen

Venezuela empieza a aceptar criptomonedas para pagar impuestos ¿Es pionera?

enero 10, 2019
Venezuela implementa el pago de impuestos en criptomonedas

El gobierno de Venezuela emitió un decreto que determina nuevas obligaciones tributarias. Específicamente, las personas o empresas que realicen operaciones de cualquier tipo con criptoactivos o divisas extranjeras, deberán calcular y efectuar el pago de impuestos en criptomonedas o la divisa en cuestión, según corresponda.

Según el decreto 3.719, publicado en la Gaceta Oficial venezolana Nº 6.420, este mecanismo será implementado para “mejorar la eficiencia en la recaudación de los tributos nacionales”. Está enmarcada en una serie de intentos del gobierno venezolano por captar divisas ante la pronunciada devaluación de la moneda local, el bolívar.

“Los sujetos pasivos que realicen operaciones en el Territorio Nacional en moneda extranjera o criptodivisas, autorizadas por la Ley, a través de los Convenios Cambiarios suscritos entre el Ejecutivo Nacional y el Banco Central de Venezuela o mediante Decreto Presidencial, que constituyan hechos imponibles generadores de tributos nacionales, deben determinar y pagar las obligaciones en moneda extranjera o criptodivisas” – Gaceta Oficial Nº 6.420.

Impacto del pago de impuestos en criptomonedas

A pesar de este cambio, quedarán exentos de la normativa dos operaciones concretas. La primera tiene que ver con todas aquellas referentes a títulos valores negociados en la Bolsa. La segunda, es para la exportación de bienes y servicios efectuada por entes del Estado.

El ciudadano común tampoco se verá totalmente afectado por esta medida. Actualmente el Gobierno posee limitaciones importantes con respecto al compromiso del pago del Impuesto Sobre la Renta (ISLR). A no ser que una persona natural ingrese anualmente una cantidad de dinero superior a lo estipulado por el Estado, no tiene obligación de pagar tributos, solo declararlos.

En este sentido, el pago de impuestos en criptomonedas y divisas afectará principalmente a las personas jurídicas. En pocas palabras, a la empresa.

Aún se desconocen los mecanismos que se utilizarán para determinar el cálculo y pago. Sin embargo, tendrá un impacto importante debido al creciente uso de activos digitales y divisas extranjeras en territorio venezolano.

Diversas criptomonedas tienen usabilidad en Venezuela. Entre ellas destaca Dash, que recientemente ha llegado a acuerdos con importantes cadenas de comida rápida, como Church’s Chiken.

También figura el petro, la polémica herramienta financiera impuesta por el Gobierno. Actualmente, emiten bonos y pagos de pension a través de esta criticada “criptomoneda”.

Por otra parte, Venezuela es un país que facilita la minería de criptomonedas. El bajo costo de la electricidad y las escasas regulaciones han provocado que cientos de personas instalen granjas de minería. Por lo tanto, también hay muchos tenedores de Bitcoin y otras criptomonedas importantes.

¿Es Venezuela una pionera por pagar tributos en criptomonedas?

A pesar de sus enormes problemas económicos y políticos, Venezuela se ha postulado como uno de los países con mejores condiciones para implementar una economía basada en criptomonedas. Precisamente por su crisis económica y restricciones, muchos venezolanos han optado por migrar del bolívar a los activos digitales.

Algunos expertos venezolanos en finanzas, como Aarón Olmos, aseguran que las condiciones están dadas para el uso de las tecnologías disruptivas. El Gobierno también ha puesto de su parte en un intento poco eficiente de lidiar con la crisis económica. Sin embargo, ¿es Venezuela uno de los países pioneros en implementar este tipo de medidas?

En las naciones donde están reguladas las criptomonedas y son de uso legal, pagar tributos por tenerlas o por hacer operaciones financieras con ellas es común. Si no aplica esta normativa, cuando menos se exige declararlas.

En España, por ejemplo, son considerados como “activos intangibles”. A pesar de que no hay una normativa que obligue a pagar por ser tenedor, al momento de efectuar operaciones de compra y venta, éstas deben declararse ante el fisco para justificar las ganancias o pérdidas generadas.

Caso similar ocurre con Alemania, donde deben pagarse impuestos si se genera algún beneficio mediante la compra y venta de criptomonedas. Sin embargo, en caso de retenerlas por más de un año, quedan exentas.

No obstante, efectuar el pago de impuestos en criptomonedas directamente es algo menos común.

El precedente más conocido fue el del estado de Arizona, en Estados Unidos. En febrero de 2018, su Cámara de Representantes había aprobado un proyecto de ley que permitiría a sus residentes realizar el pago de impuestos en criptomonedas. Sin embargo, aún no ha sido aprobado y el texto de la ley fue modificado, ahora contempla que dependerá del contribuyente.

Con este panorama, el gobierno de Nicolás Maduro, empujado por una crisis económica sin precedentes, se convierte en uno de los pioneros del pago de tributos con activos digitales. Resta esperar si se aplicará de una forma transparente y adecuada, o fracasará como las otras propuestas financieras gestadas en el seno del chavismo.