Saltar al contenido

Regulador japonés asegura que las stablecoins no son criptomonedas

noviembre 6, 2018
El organismo de control estatal japonés esclareció el marco legal de las stablecoins
Regulador japonés asegura que las stablecoins no son criptomonedas
Puntúa este artículo!

Las stablecoins no son monedas digitales bajo la actual legislación japonesa. Así lo asegura el principal regulador financiero de Japón, la Agencia de Servicios Financieros (FSA por sus siglas en inglés). De esta manera, el ente asiático delimitó también sus categorías de leyes con respecto a las criptomonedas.

Para la FSA, la primera sección de leyes las clasifica como un medio de pago. Esto quiere decir que se les exime de impuestos de consumo. Para ello, los operadores de intercambio de criptomonedas deben registrase en el ente financiero. La segunda fase, en cambio, se refiere a los “servicios de pago”.

“En principio, las stablecoins vinculadas por monedas legales no entran en la categoría de “monedas virtuales” con arreglo a la Ley de servicios de pago”, afirmaron desde la FSA a news.Bitcoin.com.

Las stablecoins son mundialmente conocidas como una criptomoneda diseñada para minimizar la volatilidad de los precios. Las mismas se utilizan como almacenes de valor o unidades de cuenta.

Debido a estas características, la Agencia aclaró que no es “necesariamente apropiado” para ellos sugerir lo que los operadores de stablecoins necesitan “obtener o registrar antes de emitir una stablecoin”.

Sin embargo, el regulador aclaró los requisitos de registro para sus emisores y distribuidores. Las casas de cambio deben registrarse como “Emisor de Instrumentos de Pago Prepagados” o como “Proveedores de Servicios de Transferencia de Fondos”, de acuerdo con la Ley de Servicios de Pago, cuando los corredores de divisas virtuales intercambian stablecoins.

Los instrumentos de pago prepagados se dividen de dos formas: los de la propia empresa y los de terceros, según la FSA. Ambas categorías tienen su forma particular de reportar y requisitos de registros:

“Los proveedores de servicios de transferencias de fondos tienen permitido llevar a cabo transacciones inferiores al equivalente de US$ 9,000 sin necesidad de licencia bancaria, mientras que las transacciones superiores a este monto deben ser llevadas a cabo por un banco autorizado”, explicaron.

El ajuste no fue solo a las stablecoins

Las declaraciones, sin embargo, no pueden ser vistas como un ataque al stablecoin. La Agencia ya había aclarado en julio de este año que ajustaría el registro para los intercambios de criptomonedas. Esto con el fin de verificar si las mismas están llevando a cabo adecuadamente la gestión de riesgos.

Te puede interesar: Japón facilitará la forma de cotizar criptomonedas

La seguridad aumentó luego del robo cibernético a clientes de Coincheck Inc., con sede en Tokio. El hurto se produjo en enero y tuvo un valor aproximado de 58.000 millones de yenes en activos.

El organismo de control aumentó hasta cuatro la cantidad de preguntas que se hicieron al evaluar las aplicaciones. Con esto, la FSA puede evaluar si los ejecutivos de la compañía están adecuadamente involucrados en la toma de decisiones al leer los registros de las reuniones de la junta, según afirmaron fuentes a JapanTimes.

Anteriormente, las preguntas solo cubrían elementos como el estado financiero del solicitante y las medidas para garantizar la seguridad del sistema.

El proceso más riguroso pudo haber ocasionado que algunas compañías se dieran por vencidas. Sin embargo, más de 100 organismos se registraron como operadores de intercambio de criptomonedas.

Download WordPress Themes
error: Content is protected !!