¿Conflictos de interés en las empresas de Coinbase?

¿Conflictos de interés en las empresas de Coinbase?
Puntúa este artículo!

Desde el principio, Coinbase siempre quiso agregar Litecoin.

Aún tras todo un mar de criptomonedas competitivas clonadas a partir del código Bitcoin, Litecoin ha logrado hacerse un lugar especial. Los primeros usuarios de esta moneda la utilizaron para incrementar las ganancias del Bitcoin y darle un vistazo a esta tecnología, mientras que el marketing efectivo se encargó de atraer el interés de la corriente principal.

Por este motivo, el desarrollador Charlie Lee, creador del Litecoin, decidió no darle prioridad al proyecto, por lo que en 2013 se avocó de lleno a Bitcoin, uniéndose en ese momento a lo que era una startup de San Francisco, reconocida por ser la vía más rápida y efectiva de comprar criptomonedas en los Estados Unidos. Tanto se dedicó que, en agosto de 2013 dejó Google para ser parte de Coinbase.

Charlie Lee, creador del Litecoin

Lo interesante de este asunto es que hay más por contar. Coinbase ha dejado de ser una startup pequeña. Ahora el primer unicornio Bitcoin ha logrado convertirse a pasos agigantados en un gran negocio. A tal punto han llegado que el pasado 5 de abril anunciaron su más reciente expansión: un nuevo brazo de capital de riesgo.

Aunque poco se sabe sobre esta iniciativa, algunos creen saber lo suficiente como para deducir la posibilidad de un posible conflicto de intereses a causa de esta idea.

Aun cuando existen rumores acerca de la cultura de la compañía y los juicios conocidos por diversas operaciones de información privilegiada, Coinbase se ha unido a la controversia a causa del compromiso de invertir en las personas que conoce.

Como resultado, Coinbase seguiría añadiendo el Litecoin a su intercambio mientras Lee todavía era un empleado. Según informes de Coinbase, el precio del Litecoin comenzó a incrementar de forma notable antes de que se hiciera público el anuncio.

Muchos especularon que este aumento del 5% fue impulsado por tweets crípticos, entre ellos los publicados por Lee, quienes no dudaban en las prometedoras noticias relacionadas con los intercambios.

Relaciones en riesgo

Muchos siguen viendo como exageración estas preocupaciones. De hecho, quienes mayor entusiasmo tienen en el negocio son aquellos quienes han egresado para formar parte de nuevas empresas notables para continuar expandiendo la criptomoneda.

Todo en visto de que Coinbase, a pesar de su gama de productos y servicios, pareciera que no puede o no quiere.

Además, los defensores indican que las políticas efectivas tienen la capacidad de hacer más para opacar los problemas: Coinbase cuenta con una política que impide el intercambio de información.

Sin embargo, este intercambio ya ha dado lugar a diversas acusaciones por abuso de información privilegiada.

En diciembre de 2017, un grupo de inversionistas llevó a cabo una demanda colectiva contra la compañía, culpando a los empleados de informar acerca del próximo soporte del intercambio de efectivo de Bitcoin. En ese momento Coinbase indicó que se encontraba realizando una investigación interna del asunto.

Dominio del mercado

Por otra parte, pareciera que los problemas potenciales fuesen más teóricos, sin embargo, muestran una clara idea de los turbios sistemas de gobiernos que usan actualmente las empresas de criptomonedas.

Según el director de investigación de la empresa de consultoría de criptografía, Tin Swanson, Post Oak Labs, Coinbase es el servicio de criptomonedas con más realce para el consumidor en los EE.UU., sus decisiones sobre en quién invertir podría ser determinante para cualquier criptomoneda del mercado.

¿Qué puede suceder si Coinbase bloquea a los inversores minoristas que usan criptomonedas del intercambio para participar en ICO, sobre todo aquello que compiten con las startups basadas en tokens en las que invierte Coinbase?

A pesar de que actualmente los ICO se encuentran en un área legal gris en los EE.UU., Swanson cree que impedirles esta oportunidad a los clientes sería un exceso, aunque no sería un hecho sin precedentes.

Por ejemplo, en ocasiones Coinbase ha desactivado las cuentas de usuarios que usan las criptomonedas en juegos de azar en línea o en empresas de piratería.

No obstante, Swanson señaló con optimismo los informes que indican que Coinbase puede registrarse como una firma de corretaje regulada por la Comisión de Bolsa y Valores. Esto quiere decir que el intercambio necesitaría desarrollar controles más fuertes contra la aplicación de información privilegiada y lograr una política mucho más transparente para las interacciones comerciales.

Transparencia, ante todo

Y hablando de transparencia, parece ser que esta es la principal queja de quienes piensan que el brazo de capital de riesgo de Coinbase sea algo problemático.

Swanson indicó al respecto que la mayoría de los proyectos de los egresados de Coinbase han revelado una falta de transparencia sobre su financiación. Esto para mí es una clara divulgación.

Según su opinión, mientras que las inversiones tradicionales manejan un rastro claro en sus papeles, este no siempre es el caso en los proyectos de criptomonedas. Swanson señaló que le preocupa que la red de proyectos y compañías iniciadas por veteranos de Coinbase tengan una menor transparencia con ecosistemas comparables a la “Mafia de PayPal”, apodo impuesto por antiguos fundadores y empleados de PayPal que crearon su propio ecosistema.

Desde 2016, diferentes exempleados de Coinbase han dejado el intercambio para dar inicio a sus propias startups de criptomonedas o fondos de cobertura, entre ellos Carlson-Wee con Polychain y Nick Tomaino, fundador de Crypto Hedge Found, quien en el pasado trabajó en el departamento de desarrollo de negocios de Coinbase.

Comments (No)

Responder